domingo, 1 de mayo de 2011

ATEÍSMO

Ateísmo viene de la palabra ateo. Ateo proviene del adjetivo griego αθεος (atheós) , que significa ‘sin dios’ (en cualquiera de los dos sentidos, de no creer en uno o más dioses o de no venerarlos); siendo a la partícula negativa ‘no’ o ‘sin’; y theós: ‘dios’
          El término ateo tuvo su primer uso en la Roma antigua, para designar a todo aquel que no creyera en los dioses del panteón romano.
          Actualmente ya no se usa el adjetivo ateo para designar a los que no creen en unos dioses aunque crean en otros. En un sentido fuerte el ateismo se identifica hoy con los llamados filósofos de la sospecha: Marx, Nietzsche y Freud. Su negación de la existencia de Dios no es tanto por la dificultad de demostrar su existencia o inexistencia, sino por considerar que la creencia en Dios es una mentira perjudicial para el ser humano. La negación de la existencia de Dios se basa más en razones morales que lógicas. Gustavo Bueno gusta decir que el ateo es un agnostico combativo. O bien, que el agnóstico es un ateo que no tien interés en discutir sobre el tema.

Video ilustrativo de Gustavo Bueno

3 comentarios:

  1. Las palabras Ateo, AteEnAz, AteEneA, EunAte, LiZaArRaAte, OlaArAte, AteAbBuru, EunAte, LeRaAte, EunLaAte, ArRaAzAte y mil más, nos muestran donde estaba el principio y, de donde eran "todas" las GenTeZ, a partir de la última GaLaZiAzZiOn o, de alguna otra gran hecatombe.

    ResponderEliminar
  2. El verbo OrIGiNaAl era La"Dio"Za" NaBaArZaAl GenTiLiZiA MaTiRiArKaAl del LiBeRi AmaAr. Después con el PaTiRiArKaLiIzMo y, sus amurallados; llegaron los Amoz; con su clero hacedor de IdDioTaAz; como el necesario opiáceo para aquietar y, para que la revolución nunca fuera.

    ResponderEliminar
  3. En las puertas de la peña Ate+Az; BaAlDiErriA; las convivencias estaban So+Zi+Al+Men+te constituidas. De ahí su demonización y; el llamado conflicto BaAz+NaBaAr+Ko+Ra.

    ResponderEliminar