miércoles, 20 de noviembre de 2013

EUTIMIA, DISTIMIA Y ATIMIA

Eutimia (εúθυμία), distimia (δυσθυμία) y atimia (αθυμία) son términos de origen griego que están semánticamente relacionados. Los tres contienen la palabra timia (θυμία). Timia procede de timos (thimōs), que se puede traducir por ánimo. Los tres prefijos que dan lugar a las palabras citadas son eu (εú), dis (δυσ) y a (α). Eu indica bien o bueno, dis es un prefijo que suele indicar malo y suele tener un significado similar a la partícula negativa a (α), que suele significar sin o simplemente, no. De modo que los tres términos nos indican algo sobre nuestro estado de ánimo: eutimia, un buen estado de ánimo; mientras que distimia y atimia apuntan más bien a un estado de ánimo malo o bajo.


Los vocablos eutimia y atimia los encontramos usados por Aristóteles en el texto sobre la melancolía conocido como Problema XXX, aunque conviene recordar que la autoría de este texto es aún cuestionada. Pero es recogido también por discípulos de Aristóteles y por la escuela hipocrática.

El texto de Aristóteles dice que si la bilis negra se encuentra en exceso en el cuerpo, produce atímias o terrores. La bilis negra suele ser fría de acuerdo con su naturaleza "pero si es demasiado caliente, está en el origen de estados de eutimia acompañada de cantos y locura (ek-stasis)"

El término eutimia se encuentra también en la taxonomía de las pasiones que realiza el discípulo de Aristóteles, Adrónicos de Rodas. Andrónicos afirma que "la eutimia es el gozo en el tiempo que pasa, y la ausencia de preocupaciones respecto de todo".

En el Corpus hipocrático (Epidemias, VI, sección 5 V. L 316) se señala que eutimia es un estado de exaltación febril del timos

En buena lógica podemos concluir que en la antigüedad atímia se opone al témino eutimia

El término distimia es, sin embargo, un neologismo. Parece que fue el psiquiatra, investigador y profesor de la Universidad de Cornell, James Kocsis, el primero que utilizó, y quizá creó, el término allá por la década de los años setenta. Para Kocsis la distimia sería una especie de depresión leve que se opondría a la depresión grave de naturaleza psicótica.


En la psicología y la psiquiatría moderna no suele aparecer el término atimia, pero sí eutimia y distimia. Ambos aparecen referidos en los trastornos del ánimo. Como ya señalamos anteriormente, se suele denominar distimia a un estado patológico de tristeza continuada, a menudo crónica, leve y de tipo neurótico. Y se suele utilizar el término depresión para indicar una mayor gravedad en el estado de tristeza y para indicar también que dicho trastorno es de naturaleza psicótica (en la psicosis depresiva y en la psicosis bipolar; también llamada ciclotimía psicótica y psicosis maníaco-depresiva). El trastorno maníaco sería lo opuesto al trastorno depresivo. El individuo muestra un ánimo eufórico y una conducta hiperactiva. En el trastorno bipolar el individuo alterna estados depresivos con fases maníacas de exaltación eufórica.

El término eutimia se utiliza en relación al trastorno bipolar, pero con un sentido diferente al que le daban los antiguos. Entre el episodio de depresión y el de manía, el sujeto suele pasar por una fase de ánimo normalizado. Este ánimo normal es lo que denominan los psiquiatras como eutimia. De hecho los fármacos que pretenden normalizar el ánimo se llaman eutímicos. Parece claro entonces que lo que los antiguos entendían como eutimia se corresponde más con lo que los psiquiatras modernos suelen llamar manía.

1 comentario: