domingo, 29 de julio de 2012

OUSÍA

La palabra ousía es la trascripción latina del término griego οuσία. Ousía viene del participio femenino del verbo εiμί (imí). Esto es: ouσα. Significaría originariamente ser, existir, vivir, haber o tener. En el dialecto ático-jónico significaba originariamente riqueza de algo, nutriente, etc. En el Nuevo Testamento escrito en griego koiné todavía se sigue utilizando en ese sentido. Parece que este significado predomina hasta el siglo IV. Por extensión ousía significaría en el lenguaje cotidiano riqueza, posesión o propiedad. Sin embargo es Aristóteles el filósofo antiguo que más utiliza este término en un sentido filosófico que viene a ampliar o a modificar el sentido originario. 
       Para Aristóteles el término ousía es fundamento o soporte con respecto a otros géneros de realidad dependiente. En este sentido se opone a accidentes “accidens” (lo que sobreviene a). Ahora bien, ousía es entonces aquello en virtud de lo cual un ente se halla constituido y es capaz, en última instancia, de mantenerse y ser aquello que es. Lo que solemos entender por esencia. Asimismo, la noción filosófica de ousía incluye tradicionalmente una directa referencia al término "identidad". En efecto, a toda realidad presentada en términos de unicidad e inmutabilidad le pertenece correlativa y básicamente el predicado de identidad y el predicado de mismidad. La ousía es entonces soporte de accidentes y esencia permanente e idéntica a sí. 
       ¿Cómo se llegó entonces del significado común de ousía (hacienda, posesión, propiedad) al significado filosófico (soporte, esencia e identidad)? 
      Una explicación verosímil sería la siguiente: ousía en tanto que "propiedad" o "hacienda" es aquello que da consistencia e identidad al ciudadano griego. Por metonimia esa consistencia e identidad que conotaría el término pasaría a ser el significado principal y denotativo del término ousía en el sentido puramente filosófico:estabilidad, firmeza, ausencia de variación y permanencia. 
         Los escolásticos utilizan la palabra substantia para referirse a la ousía aristotélica. El término substantia parece dar prioridad al aspecto de la ousía relativa al soporte o sustento de accidentes en cada cosa particular. No obstante, este mero soporte es susceptible de derivar en pura indeterminación abstracta al menos en dos sentidos. En el sentido de los empirístas británicos (recordemos los análisis que Locke y Hume hacen de la sustancia material o cosa y la sustancia espiritual o yo); o en el sentido de los grandes metafísicos como Parménides o Hegel (el soporte último de toda realidad: el Ser mismo, el Ente). El filósofo alemán Martin Heidegger creía que traducir ousía por substantia había desvirtuado lo que realmente quería decir Aristóteles. Heidegger sabía que "ousía" significaba originariamente riqueza, propiedad, posesión, etc. Y según el filósofo alemán, Aristóteles todavía utilizaba la palabra con este primordial significado. Forma parte, en cierto modo, de ese Ser comprensible, cercano y concreto que nada o muy poco tiene que ver con el Ser abstracto de la metafísica.

11 comentarios:

  1. Clarisimo, innecesaria más palabras, el resto lo desenvuelve propiamente la mente, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por visitar la página, Lillith. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Buen día, me surge una duda... ¿Qué significa el soporte último de toda la realidad?... Me interesó demasiado la información.

    ResponderEliminar
  4. Hola, una aclaración. "ousia" no viene del participio femenino de "eimí" sino que proviene del participio neutro "on" + el sufijo que crea sustantivos abstractos "sía". O sea, ON + SIA = ousia, tal cual la morfología griega, la "N" cae por estar atrás de "S" y la "O" se alarga en "OU" lo que daría "ousía". Ahora bien, si "on" que es participio presente del verbo ser significa "lo que esta siendo", "lo que es" "lo siendo", pensá esta idea en abstracto, de ahí lo complejo de su traducción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, es como dices, tu griego está excelente.

      Eliminar
    2. Yo entiendo a la OUSIA como aquello que sustenta, como un piso sobre el cual nos paramos (sustentamos) firmemente y nos permite desenvolvernos. Por eso me gusta la traducción de "realidad", porque yo entiendo por realidad a aquel suelo firme que sirve de base y sobre el cual se manifiesta todo.

      Eliminar
  5. Adrian, para completar tu respuesta, hay algunos autores que sostienen que etimologicamente esta palabra griega está formada a partir del femenino del participio presente del verbo "ser", εἶναι, einai. Enfin, es claro que no existe apenas una etimología de esta palabra. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://stephanus.tlg.uci.edu/lsj/#eid=78438&context=lsj&action=from-search

      Eliminar
    2. http://stephanus.tlg.uci.edu/lsj/#eid=78438&context=lsj&action=from-search

      Eliminar
  6. esto sería sustrato, aquello donde se asienta o arraiga la cosa. Es decir, aquello sin lo cuál la cosa no sería posible por no tener arraigo.
    Y entonces se puede extender a contexto, lo que hace que algo sea comprensible porque la cosa sin contexto es incomprensible.
    También a circunstancia, ser-estar en el mundo.
    Y terminamos girando y girando y entonces usamos ousía y más o menos nos podemos llegar a entender.
    Llegué acá leyendo sobre Vesta-Hestia en la Mitología de Natale Conti, libro 8. Los comentarios contribuyen a la comprensión de la cosa, agregan y enriquecen. Gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar